El propietario de una hermosa casa recibió por primera vez la visita de un pariente lejano. Éste perjuraba y blasfemaba sin cesar. Cuando se le preguntó si no temía ofender a Dios al proferir semejantes palabras, el visitante respondió que no, porque decía que él nunca había visto a Dios.

Al día siguiente, los dos hombres miraron juntos algunos cuadros: –Los pintó mi hijo, dijo el propietario. El visitante quedó maravillado, pero las sorpresas todavía no se habían acabado. A lo largo del día, los dos hombres tuvieron la oportunidad de admirar varios trabajos realizados por el hijo del anfitrión en diversos campos como el jardín de adorno, la instalación interior e incluso arreglos en el seno de la comuna.

Cada vez el visitante preguntaba: –¿Quién hizo esto? Invariablemente obtenía la misma respuesta: –¡Mi hijo! Finalmente el hombre exclamó: –¡Qué suerte tener un hijo así! –¿Cómo puede decir semejante cosa? Usted nunca ha visto a mi hijo: –¡Pero veo lo que hizo!, fue la respuesta: –Pues bien, venga a la ventana y mire todo lo que hizo Dios. ¡Usted nunca lo ha visto, sin embargo, ha visto sus obras!

A Dios nadie le vio jamás, pero se le puede contemplar en su creación y reconocer su existencia y grandeza. Puede y debemos creer que este gran Dios Creador también es el Dios Salvador, quien dio a su Hijo Jesús para llevarle a él.

Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz. – Salmo 19:1-4.


DIOS LES BENDIGA!


Sindy Cándido.


Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 

Cuando nació mi primera hija, la quería tanto que casi me dolía. Tontamente llegué a pensar que no iba a poder querer tanto a mi próximo hijo, o que tendría que dividir mi amor entre los dos para ser justa. Pero cuando nació mi segundo hijo descubrí con alegría que lo amaba tan intensamente como a la primera, aunque de una manera única.

Ese descubrimiento me recordó que nuestro gran Dios es capaz de amar a cada uno de sus hijos totalmente sin quitarle amor a ninguno, porque ama a cada uno de manera única. Por tanto, todo creyente que pide ayuda a Dios la recibirá tan completamente como si nadie más necesitara su atención.

En la vida y enseñanza de Jesús encontramos amplia evidencia de esto. En Juan 10, Él declaró que es «el buen pastor» que llama, cuida y conoce a sus propias ovejas por nombre y es conocido por ellas (vv.3,11,14). Jesús entonces comparó esta relación entre pastor y ovejas con la relación que Él disfruta con su Padre (v.15). ¡Qué especiales somos para Él!

Como hijos suyos podemos estar seguros de su atención y amor.

Juan 10:3 "y a sus ovejas llama por nombre, y las saca"

"Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas" v.11

"Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen" V.14


DIOS LES BENDIGA!








Sindy Cándido.


Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 

Un rey que no creía en la bondad de Dios tenia un siervo que en todas las situaciones le decia:"Mi rey, no se desanime porque todo lo que Dios hace es perfecto, Él no se equivoca!"

Un día ellos salieron a cazar y una fiera atacó al rey. Su siervo consiguió matar el animal, mas no pudo evitar que el rey perdiera un dedo de la mano. Furioso y sin mostrar gratitud por haber sido salvado, el rey dijo: "¿Dios es bueno? Si Él fuera bueno yo no habría sido atacado y perdido mi dedo!!!"

El siervo apenas respondió:"Mi rey, a pesar de todas esas cosas , sólo puedo decirle que Dios es bueno, y Él sabe el porqué de todas las cosas. Lo que Dios hace es perfecto. Él nunca se equivoca!!!"

Indignado con la respuesta, el rey mandó a apresar a su siervo. Tiempo después el rey salió para otra cacería y fue capturado por salvajes que hacían sacrificios humanos.
En el altar, listos para sacrificarlo, los salvajes percibieron que la víctima no tenía uno de los dedos y lo soltaron ya que él no era perfecto para ser ofrecido a los dioses.

Al volver al palacio, mandó a soltar a su siervo y lo recibió afectuosamente diciendo: "Mi siervo, Dios fue realmente bueno conmigo! escapé de ser sacrificado por los salvajes justamente por no tener un dedo!!!.....Mas tengo una duda: Si Dios es tan bueno ¿por qué permitió que tú que tanto lo defiendes fueses preso?"

Respondiendo el siervo dijo: "Mi rey, si yo hubiese ido con usted en esa cacería, habría sido sacrificado en su lugar ya que no me falta ningún dedo, por eso recuerde: todo lo que Dios hace es perfecto, Él nunca se equivoca!"


Muchas veces nos quejamos de la vida y de las cosas aparentemente malas que nos pasan, olvidándonos que nada es por casualidad y que todo tiene un propósito. Todas las mañanas ofrece tu dia al Señor Jesús. Pide a Dios inspirar tus pensamientos, guiar tus actos, apaciguar tus sentimientos y nada teme pues DIOS NUNCA SE EQUIVOCA!!!!!

2 Samuel 22:31 "En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la Palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en Él esperan."



DIOS LES BENDIGA!




Sindy Cándido.

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.

Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. – Efesios 4:32.

Benjamín, un creyente que vivía en Sudáfrica, no cesaba de decir: –No debemos odiar a nadie, porque Jesús nos ama a todos. Entonces recibía esta respuesta: –Tú que eres negro, ¿quieres que amemos también a los blancos?
Una noche su auto fue detenido y él fue matado a golpes. Sus asesinos tomaron su Biblia y la empaparon con su sangre. Su hijo de doce años logró escapar de esa horrible masacre.


Algunos años más tarde, durante una reunión, la esposa de Benjamín y su hijo dieron un testimonio de su prueba y de los consuelos que el Señor les había prodigado. Terminaron cantando un cántico que empieza con: “Padre, perdónalos”. Los oyentes escuchaban con emoción. Algunas personas pidieron que se orara por ellas. Entre éstas, un hombre vacilaba y parecía atormentado. Finalmente dijo: –Necesito a su Jesús. Necesito perdón… yo formaba parte de aquellos que mataron a su marido…

Más tarde la viuda contó: –Asustada, me puse a temblar. ¿Qué hacer? Pero el Señor me inspiró. Abracé al asesino y le dije: –Te perdono, como Jesús nos perdonó. Ahora eres mi hermano.

Podemos admirar la reacción de esa cristiana. Verdaderamente siguió de cerca el ejemplo del Señor. Pero estamos aún más maravillados cuando pensamos en las palabras de Jesús en la cruz: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).



DIOS LES BENDIGA!






Sindy Cándido.

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 


Un artículo de National Geographic varios años atrás mostraban una foto impactante de las Alas de Dios. Después de un incendio forestal en el Parque Nacional de Yellowstone, los guardabosques iniciaron una larga jornada montaña arriba para valorar los daños del incendio.


Un guardabosque encontró un pájaro literalmente petrificado en cenizas, parecía una estatua en la base de un árbol, asombrado dió unos golpecillos al pajarillo con una vara.

Cuando lo hizo, tres diminutos polluelos se escabulleron bajo las alas de su madre ya muerta. La amorosa madre, en su afán de impedir el desastre, habia llevado a sus hijos a la base del árbol y los había acurrucado bajo sus alas, instintivamente conociendo que el humo tóxico ascendería .

Ella pudo haber volado para encontrar su seguridad, pero se negó a abandonar a sus bebés. Cuando las llamas llegaron y quemaron su cuerpo, ella permaneció firme. Porque había decidido morir para que aquellos que estaban bajo sus alas pudiesen vivir....

SALMO 91:4 ''Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro".

Ser amado de ésta manera debería marcar una diferencia en tu vida.....No olvides a Aquél que te amo y murió por ti....Tu vida debería ser diferente sólo por eso.....






DIOS LES BENDIGA!








Sindy Cándido.

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 
Hace muchos años, en un pueblo pequeño del oeste de los Estados Unidos, un hombre en un momento de ira mató a un amigo. Este hecho llamó la atención del vecindario, pues ese hombre no tenía ningún historial delictivo, ni antecedentes de mala conducta o criminalidad en los registros de las autoridades; pues era honorable y muy querido por todos en su vecindario.

El juez lo sentenció a morir a la horca. Los familiares y amigos del sentenciado, conmovidos por el fallo judicial, hicieron circular por todo el estado una petición de perdón para el sentenciado ante el gobernador. Miles la firmaron.

La reacción de la ciudadanía tocó el corazón del gobernador, quien luego de meditar el caso por un buen tiempo, decidió perdonarlo. Pero para probar al reo, el gobernador decidió ir personalmente a llevarle el documento del perdón. Se vistió como ministro religioso y llegó a la prisión documento en mano.

El prisionero sin embargo, rehusó verlo. Los guardias instaron a que al menos aceptara una corta visita, pero éste se negó rotundamente. -¿Por qué tengo que hablar con un predicador?, no quiero saber nada de religión -dijo el reo.

Unas horas más tarde, el alcaide de la prisión visitó al prisionero para contarle que el gobernador le había visitado con el documento del perdón. Profundamente desilusionado el joven prisionero, le escribió una carta al gobernador pidiéndole disculpas; carta a la cual el gobernador escribió en la parte marginal: "Este caso no es de mi interés".

Al momento de la ejecución, alguien le preguntó: ¿Desea decir algo?, su respuesta fue escueta pero significativa: "No me llevan a la horca por mi crimen, pues el gobernador me había perdonado; me van a ejecutar porque rechacé el perdón".
***

Aquel hombre murió a pesar de que pudo haber seguido con vida. Rechazó la oferta del perdón.

Así hoy día, nuestro Padre Celestial ofrece su perdón por medio de su hijo Jesucristo a todo aquel que lo quiera recibir, y lo hace con tanto amor pero respetando nuestra libertad de decidir. La historia es una ilustración de cómo todo el que lo recibe no muere, pero igual todo el que lo rechaza definitivamente su vida será cortada.

Espero que esta historia haya sido de bendición para su vida. Si Dios tocó su corazón y desea saber cómo y por qué es necesario recibir a Jesús como su Señor y Salvador personal, haga click aquí.

Que Dios le bendiga,

Stanley Gómez
Imprimir artículo.
Click en el tema activará opción para comentar.
Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vió a lo lejos venir al Rey con su Corona y Capa. Pensó:
Le voy a pedir y seguramente me dará bastante; y cuando el Rey pasó cerca, le dijo:
"Su Majestad, ¿me podría, por favor, regalar una moneda?" Aunque en su interior pensaba que El Rey le iba a dar mucho más.

El Rey le miró y le dijo:
"¿Por qué no me das algo tú? ¿acaso no soy tu Rey?"

El mendigo no sabía qué responder a la pregunta y dijo:
"Pero Su Majestad, ¡YO NO TENGO NADA!"

El Rey respondió:
"Algo debes tener, ¡BUSCA!"

Entre su asombro y enojo, el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un pedazo de pan y unos granos de arroz. El mendigo pensó que el pedazo de pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dió al Rey.

Complacido el Rey dijo:
"¿VES CÓMO SÍ TENÍAS?"
Y le dió 5 Monedas de Oro, una por cada grano de arroz.

El Mendigo dijo entonces:
"Su Majestad, creo que acá tengo otras cosas."

Pero el Rey no le hizo caso y dijo:
"Solamente de lo que me has dado de corazón, te puedo Yo dar".
Es fácil en esta historia, reconocer como el Rey representa a Dios, y el mendigo a nosotros.

Notemos que éste, aún en su pobreza es egoísta. Ocasionalmente, DIOS nos pide que le demos algo para así demostrarle que ÉL es el más importante.

Unas veces nos pide ser humildes, otras ser sinceros o no ser mentirosos; pero sólo tú conoces lo que te pide.

Muchas veces nos negamos a darle a DIOS lo que nos solicita, pues creemos que no recibiremos nada a cambio, sin pensar en que DIOS devuelve el ciento por uno.

¿Qué nos está pidiendo DIOS en estos momentos?
  • ¿Confianza?
  • ¿Sencillez?
  • ¿Humildad?
  • ¿Que te abandones en Su Voluntad?
Es necesario que meditemos y corrijamos cualquier actitud incorrecta hacia Él. De verdad, ¡VALE LA PENA!

¡Que Dios te bendiga y pases feliz día!
Stanley Gómez.

Ver diapositivas.

Imprimir artículo.
Click en el tema activará opción para comentar.


Ocupado, tan ocupado! Ya ha pasado mucho tiempo desde la puesta del sol y aún hay tanto por hacer. Trabajo, familia, iglesia y muchas cosas más, parecen demandar horas, que Dios nunca colocó en el día.

Aun así, nosotros los cristianos pensamos que de alguna forma, todos estos logros serán del agrado de nuestro Padre celestial. Después de todo, la fe sin obras es muerta. ¿Cierto?


Al caer por fin sobre nuestras camas en la noche, ¿podemos decir que en realidad hemos pasado algún tiempo con el Padre, que con tantos esfuerzos intentamos complacer?


Habia una vez una pequeña niña y su padre, quienes eran grandes amigos y disfrutaban el tiempo que pasaban juntos. Salían a caminar y compartían la pasión de observar pajaritos, mientras se deleitaban en el cambio de las estaciones y en la experiencia de conocer nuevas personas que se cruzaban en el camino.


Un día, el padre notó un cambio en su hija. Si él salía a caminar, ella se excusaba para no ir. Reconociendo que la chica estaba creciendo, él supuso que era de esperarse que ella perdiera interés en su padre al ir conociendo nuevos amigos. No obstante, su ausencia lo afligió en gran medida.


Debido a la ausencia de su hija, él no se encontraba de muy buen ánimo. Durante su cumpleaños ella le obsequió un par de sandalias elaboradas con exquesitez por ella misma, mientras él daba sus caminatas fuera de la casa.

Por fin, él pudo entender y dijo: Querida mía, me gustan muchas las sandalias, pero en la próxima ocasión cómpralas, y permíteme compartir contigo todos los días. Prefiero tener a mi hija, que cualquier cosa que ella haga para mí.



¿Estamos tan ocupados en tantas cosas, que olvidamos, o estamos demasiados agotados, para dedicar tiempo a solas con Él, en el transcurso de nuestro día?.

Al ponerse el sol, sal a caminar con tu Padre celestial. Dedica un tiempo de calidad a hablar con Él sobre cualquier cosa. No excluyas ningún aspecto en esa comunicación. ¡Experimentarás gran bendición!!!


" Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. "Lc 10:41

"Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón." Lucas 12:34







Sindy Cándido.

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 

Cuando el gran pianista polaco Ignace Paderewsky decidió estudiar piano, su profesor de música le dijo que sus manos eran demasiado pequeñas para dominar el teclado.

Cuando el gran tenor italiano Enrico Caruso presentó su solicitud para aprender canto, el maestro le dijo que su voz sonaba como el viento que silbaba por la ventana.

Cuando el gran estadista de la Inglaterra victoriana, Benjamín Disraeli intentó hablar en el Parlamento por primera vez, los parlamentarios le pidieron que se sentara y se rieron cuando dijo: «Aunque ahora me siente, vendrá el tiempo en el que me oirán».


Henry Ford olvidó poner una marcha de reversa en su primer carro.

Thomas Edison gastó dos millones de dólares en una invención que demostró ser de poco valor.

Muy pocos lo hicieron bien la primera vez. Fracasos, repetidos fracasos, son las huellas que hay en el camino hacia el éxito. La vida de Abraham Lincoln demostró que la única vez en que no se fracasa es cuando se hace algo y da resultado. Podemos y debemos «caer» e irnos de bruces hacia el éxito.


Aunque otros digan que no, no retrocedamos porque la victoria podría estar a la vuelta de la esquina. Las voces de afuera intentan frenarnos, pero la voz interna de Dios en nuestro corazón siempre nos impulsa, nos desafía y hace dar el último paso de lo que parece derrota, pero que es el primer pasó en la realización de nuestra vida.

No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.. Génesis 15:1

no temas, porque yo estoy contigo, y te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo. Génesis 26:24

El Señor va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. Deuteronomio 31:8



DIOS LES BENDIGA!


Sindy Cándido.
Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 
Cuentan la historia de un hombre pobre, pero con mucha sabiduría, que un día se encontró con un rey; el rey maravillado con su sabiduría decide llevarlo al palacio para nombrarlo como uno de sus asesores.

Pasado algún tiempo, el hombre iba de vez en vez por las noches a un cuarto ubicado en el sótano del palacio; de tanto ir a ese cuarto, sospecharon mal sobre su persona, que llegó a oídos del rey. El rey preocupado por la situación decidió ir en persona a sorprender al hombre en aquel cuarto; y así pasó. Estando él en el cuarto, cuando llega el rey con el resto de sus asesores y toca la puerta ordenando al hombre abrir de inmediato, el hombre abrió la puerta y de sorpresa para el rey, en el cuarto solo encontró un par de zapatos viejos, una mudada de ropa vieja y un bordón viejo.

El rey le pregunta qué significa eso que mira sus ojos.
-El hombre responde: Rey, de las comodidades del reino, a veces se me olvida quien soy realmente; es por eso que vengo a este lugar de vez en cuando para recordar quien era yo antes de ser encontrado por su merced.

Jacob, cuando fue engañado por Labán su tío, recibiendo a Lea por esposa con engaño en lugar de Raquel, por la que trabajó arduamente durante siete años, se enojó tremendamente con Labán diciendo: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿No te he servido por Raquel? ¿Por qué, pues, me has engañado? (Génesis 29:25). Lo que ya no se acordaba, es que él había engañado a su padre Isaac haciéndose pasar por su hermano Esaú para robarle las bendiciones. (Génesis 27).

A veces hay que echar un vistazo al pasado para ver quienes éramos antes de ser encontrados por nuestro Rey, el Señor Jesucristo. Si pensamos que él no ha respondido a las oraciones de peticiones que le hemos planteado.


1 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

2 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

3 El es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;

4 El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;

5 El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.


Ernesto Pinto.

Programas de TV 180GRADOS,
http://www.youtube.com/encuentro180grados

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Un joven muy rico fue a ver a un rabino y le pidió un consejo que lo guiara en la vida. El rabino lo condujo a la ventana:
- ¿Qué es lo que ves a través del cristal?
- Veo hombres pasando, y un ciego pidiendo limosna en la calle.
Entonces el rabino le mostró un gran espejo:
- Y ahora, ¿qué ves?
- Me veo a mí mismo.
- ¡Y ya no ves a los otros! Fíjate que tanto la ventana como el espejo están hechos de la misma materia prima: el vidrio. Pero en el espejo, al tener éste una fina capa de plata cubriéndolo, sólo te ves a ti mismo. Debes compararte a estos dos tipos de vidrio. Cuando pobre, prestabas atención a los otros y tenías compasión por ellos. Cubierto de plata -rico-, sólo consigues admirar tu propio reflejo.

Que Dios te siga dando sabiduría,

Ernesto Pinto.
www.encuentro.ca

Programas de TV 180GRADOS,
http://www.youtube.com/encuentro180grados

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.

La araña teje su tela a costa de un largo trabajo y de numerosas idas y vueltas. Entreteje sus innumerables hilos, sin economizar su sustancia, pues saca el material de sus propias entrañas. Pero basta un escobazo para destruir esa obra de arte. El mismo insecto corre el riesgo de terminar brutalmente sus días bajo los pies de quien hace la limpieza.

¿No ocurre lo mismo con los humanos? Se agotan buscando riquezas o una situación mejor, más bienestar o reconocimiento de parte de sus semejantes, diversas clases de distracciones... Gastan su energía, su inteligencia y su salud tratando de lograr las metas terrenales que se proponen. ¡Y cuando creen haber acabado su obra, se dan cuenta de que se parece a una telaraña!

"Engrandecí mis obras" -escribió el rey Salomón-, "edifiqué para mí casas, planté para mí viñas; me hice huertos y jardines... Fui engrandecido... Y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu." (Eclesiastés 2:4-11).

Aprendamos a medir lo que hacemos, no en la escala del tiempo que pasa, sino en la de la eternidad. Sin descuidar el trabajo, es necesario dar prioridad a la salvación del alma por la fe en Jesucristo.

"¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?" (Marcos 8:36).

DIOS LES BENDIGA!






Sindy Cándido.

Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 


Un día me encontraba en la fila de una tienda de provisiones detrás de un hombre que estaba pagando su compra. Cuando terminó, el empleado lo despidió diciendo alegremente: “¡Qué tenga muy buen día!”

Para sorpresa del empleado (y mía también), el hombre explotó en ira: “Éste es uno de los peores días de mi vida –gritó–. ¿Cómo voy a tener muy buen día?” Y con eso salió de la tienda estallando en cólera.

Comprendo la frustración de ese hombre; yo también he tenido días “malos” sobre los cuales no tengo control. ¿Cómo puedo tener muy buen día –me pregunto– cuando no tengo control sobre ello? Entonces recuerdo estas palabras: “Este es el día que el Señor ha hecho” (Salmo 118:24).

El Señor ha hecho todos los días, y mi Padre va a demostrar hoy su fuerza a mi favor. Él tiene control sobre todas las cosas en él, hasta las cosas difíciles que me van a pasar. Todos los acontecimientos han pasado por su sabiduría y amor, y son oportunidades que yo tengo de crecer en la fe. “Para siempre es su misericordia” (v.1). “El Señor está a mi favor; no temeré” (v.6).

Ahora, cuando la gente me despide deseándome muy buen día, contesto: “Yo no tengo control sobre eso, pero doy gracias por lo que sea que suceda, y me regocijo. . . pues este es el día que el Señor ha hecho.”

Salmo 118:24. "Este es el día que el Señor ha hecho; regocijémonos y alegrémonos en él. "
DIOS LES BENDIGA!
Sindy Cándido.
Click en el tema habilitará el formulario para comentar.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 


En un viaje que hice recientemente estaba sentada detrás de dos niños pequeños que no estaban nada contentos de estar en aquel avión. Sus llantos de queja llenaban la cabina.

Justo antes de despegar, una azafata se detuvo junto a ellos y les dijo con una gran sonrisa: "¿De qué se trata todo este quejido?" Luego de hacerle gracia al irritable niño de 3 años y a su hermanita por unos minutos, la azafata se inclinó y les susurró muy seriamente: "Debo recordarles que en este vuelo no se permiten las quejas."

Los pequeños se quedaron increíblemente callados. Eso hizo sentir mejor a todo el mundo. El viaje se hace muy largo cuando uno se tiene que sentar en la sección de quejas.

Estoy segura de que Dios quisiera recordarme cada mañana que Él desea que el día de hoy sea un vuelo donde no se permiten las quejas.

Filipenses 2:14 dice que hagamos todo "sin murmuraciones y contiendas". Aunque mi tendencia natural es quejarme, Dios desea otro abordamiento: uno que permita que su luz brille a través de mí y anime a los demás.

Filipenses 2:15 dice"para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento"

Si no nos quejásemos nunca, ¿cómo afectaría eso a nuestra familia y amigos? ¿Qué podemos decir de nuestra capacidad de compartir la Palabra de vida con otros?

Filp 2:16 "manteniendo en alto la palabra de vida. Así en el día de Cristo me sentiré satisfecho de no haber corrido ni trabajado en vano."no quejarnos? He ahí nuestra elección.....

Quejarnos o no quejarnos......

Filipenses 2:14.Haced todo sin murmuraciones y contiendas.

Bendiciones,



Sindy Cándido.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 
Eleanor no sabía qué le pasaba a su abuela. Siempre se olvidaba de todo: Dónde había guardado el azúcar, cuándo vencían las cuentas, y a qué hora debía estar lista para que la llevaran de compras a la tienda.

-¿Qué le pasa a la abuela? -preguntó-.

Era una señora tan ordenada... Ahora parece triste, perdida, y no recuerda las cosas.

-La abuela está envejeciendo- contestó mamá. En estos momentos necesita mucho amor, querida.

-¿Qué quiere decir envejecer?- preguntó Eleanor-.

¿Todo el mundo se olvida de las cosas? ¿Me pasará a mí?

-No, Eleanor, no todo el mundo cuando envejece se olvida de las cosas. Creemos que la abuela tiene la enfermedad de Alzheimer y eso la hace más olvidadiza.

Tal vez tengamos que ponerla en un hogar especial donde puedan darle los cuidados que necesita.

-Oh, mamá, qué horrible! Va a extrañar mucho su casita, ¿no es cierto?

Tal vez, pero no hay otra solución. Estará bien atendida y allí encontrará nuevas amigas.

Eleanor parecía apesadumbrada. La idea no le gustaba en absoluto.

-¿Podremos ir a verla con frecuencia?- preguntó-.

La voy a extrañar, aunque se olvide de las cosas.

-Podremos ir los fines de semana -contestó mamá-. Y llevarle regalos.

-¿Un helado, por ejemplo? A la abuela le gusta el helado de fresas- sonrió Eleanor.

La primera vez que visitaron a la abuela en el hogar para ancianos, Eleanor estuvo a punto de llorar.

-Mamá, casi toda esta gente está en silla de ruedas- observó.

-La necesitan; de lo contrario se caerían- explicó mamá-.

Ahora, cuando veas a la abuela, sonríe y dile que se la ve muy bien.

La abuela estaba sentada, muy sola, en un rincón de lo que llamaban la sala del sol.

Tenía la mirada perdida entre los árboles de afuera.

Eleanor abrazó a la abuela.

-Mira- le dijo-, te trajimos un regalo: helado de fresas, el que más te gusta.

La abuela tomó el vaso de papel y la cucharita y empezó a comer sin decir palabra.

-Estoy segura de que lo está disfrutando, querida- le aseguró la madre.

Pero parece no conocernos- dijo Eleanor, desilusionada.

-Tienes que darle tiempo -explicó mamá.

Está en un nuevo ambiente y debe adaptarse.

Pero la próxima vez que visitaron a la abuela sucedió lo mismo. 

Comió el helado y sonrió a ambas, pero no dijo palabra.

-Abuela, ¿sabes quién soy? -preguntó Eleanor.

-Eres la chica que me trae helado- dijo la abuela.

-Sí, pero también soy Eleanor, tu nieta.

¿No te acuerdas de mí? -preguntó, rodeando con sus brazos a la anciana.

La abuela sonrió levemente. -¿Si recuerdo?

Claro que recuerdo. Eres la niña que me trae helado.

De pronto, Eleanor se dio cuenta de que la abuela nunca la recordaría.

Estaba viviendo en su propio mundo, rodeada de recuerdos difusos y de soledad.

-¡Siento mucho amor por ti, abuela! exclamó-.

En ese momento vio rodar una lágrima por la mejilla de su abuela.

-Amor -dijo-. Recuerdo el amor.

-¿Ves, querida? Eso es todo lo que desea -intervino mamá-. Amor.

-Entonces le traeré helado todos los fines de semana y la abrazaré aunque no me recuerde- resolvió Eleanor.

Después de todo, recordar el amor era mucho más importante que recordar un nombre.

Marion Schoeberlein

Esta historia fue compartida por Ernesto Pinto.
www.encuentro.ca
Si eres un padre/madre hijo/hija de Dios, puedes interceder por los tuyos también.

Jorge y Laura, estaban pasando momentos difíciles al tener su único bebé enfermito; el diagnóstico era desalentador: "tumor maligno" en el cerebro del pequeño. El doctor no daba esperanzas, así que la pareja podría decirse que estaba angustiada.

Una noche, aproximadamente a la 1 de la madrugada, Jorge despertó, y se dió cuenta que su esposa Laura no estaba a su lado; muy cautelo se levantó y se acercó a la cuna del bebé. Su sorpresa: una mujer oraba, gemía, lloraba, suplicaba y ordenaba en el nombre del Señor Jesucristo para que Satanás quitara su horrible garra del cerebro de su bebé; Laura no había dormido nada, una vez su esposo quedó dormido, ella había estado orando alrededor de la cuna del bebé; el piso alrededor de aquella cuna estaba mojado por las lágrimas que Laura había derramado delante la presencia del Señor en súplica.


Aquella noche fue una intensa batalla: Una madre creyente enfrentándose contra el mismísimo Satanás por la liberación de su hijo. Pero Laura nunca se enfrentó sóla al diablo, lo hizo en nombre del Señor Jesucristo, quien tiene poder y toda autoridad en los cielos y la tierra, y ante su presencia no prevalece la potestad de las tinieblas.

Otro día, ambos dieron testimonio de un bebé sanado, Dios había hecho el milagro.
La Biblia dice:

"Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño." Lucas 10:19

Tomando en cuenta que únicamente en el nombre del Señor Jesús tenemos poder y autoridad sobre las fuerzas de las tinieblas, 1 Pedro 4:11/ Hechos 1:8 / Hechos 4:12 / Lucas 10:17 / Marcos 16:17-18

Quizá tu hijo o hija está padeciendo de enfermedad y no tienes recursos para acudir al médico. Vuélvete a tu médic por excelencia y clámale por la salud de tu hijo(a); estoy seguro que Él está ansioso por escuchar tu petición, sólo cuida tu santidad y ven a su presencia bajo la cobertura de la sangre preciosa del Unigénito Hijo de Dios.

Si recibiste al Señor Jesucristo como tu Señor y salvador personal recuerda esto:

"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios." Juan 1:12-13

Recuerda: ¡Nunca te rindas ante las fuerzas de las tinieblas!
¡Hay victoria para los que confian en el Señor!

Que Dios te bendiga,

Stanley Gómez.
Un joven, una noche fue a la piscina de la universidad a la que pertenecía. Las luces estaban todas apagadas, pero como la noche estaba clara y la luna brillaba, había suficiente luz para practicar.

El joven se subió al trampolín más alto, y cuando volvió la espalda listo para saltar a la piscina, al filo de rampa, extendió sus brazos y vió su propia sombra en la pared.
El joven quedó impresionado, ya que la sombra de su cuerpo tenía la forma exacta de una cruz.
En lugar de saltar, sin saber el por qué, se arrodilló, y finalmente le pidió a Dios que entrara en su vida.

Mientras el joven permanecía quieto, el personal de limpieza ingresó y encendió las luces.
'HABIAN VACIADO LA PISCINA PARA REPARARLA'.
Esta es la prueba más simple que 'El' existe.
La Biblia dice: No se venden dos pajarilos por un cuarto?Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre."Mateo 10:29


Que Dios te bendiga,

Equipo de Historias Que Edifican,
Grupo Edificate.

José Ton se escapó de su nativa Rumania para estudiar teología en Oxford. Al prepararse para regresar a su madre patria después de su graduación, le contó sus planes a varios estudiantes. Ellos le señalaron con toda franqueza que probablemente iba a ser arrestado al llegar a la frontera. Uno le preguntó: "Si te arrestan, ¿qué posibilidades tendrías de ser predicador? " Ton le preguntó a Dios acerca de esto y le fue recordado:

Mateo 10:16 "Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos".

Él pensó: ¿Qué posibilidad tiene una oveja de sobrevivir, mucho menos convertir a los lobos? Sin embargo, Jesús los envió, y no sólo esperó que sobreviviesen, sino que cumpliesen con su misión.

Regresó y predicó hasta el día de su arresto. Al ser interrogado por los oficiales, José dijo: "Su arma suprema es matarme, la mía es morir. Mis sermones están ahora circulando por todo el país grabados en cintas. Si me matan ahora, el que las escuche dirá: "Debe ser verdad".

Este hombre selló sus palabras con su sangre. Las cintas grabadas hablarán diez veces más fuerte que antes, por lo tanto, mátenme. Yo obtengo la victoria suprema". ¡El oficial lo mandó a su casa!

Cuando José pensó en salvar su vida, estuvo en peligro de perder su misión. Cuando no le importó perderla, no solo salvó su vida, sino también su libertad.

El mundo solo quiere lo mejor de usted, pero Dios quiere todo de usted.

Marcos 8:35 dice: "Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de Mí y del Evangelio, la salvará."

Nuestros sentimientos dependen de nuestras actitudes y nuestras creencias, no de las circunstancias externas.(Adam J. Jackson)


Una mujer muy sabia se despertó una mañana
,
se miró al espejo,
Y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza.

"Hmmm"
pensó, "Creo que hoy me voy a hacer una trenza".
Así lo hizo y pas
ó un día maravilloso.


El siguiente día se despertó,
se miró al espejo
Y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza.
"Hmmm" dijo,
"Creo que hoy me peinaré de raya en medio"
Así lo hizo y paso un día grandioso.



El siguiente día cuando despertó,
se miró al espejo y notó
que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.
"Bueno" ella dijo, "ahora me
voy a hacer una cola de caballo."
Así lo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido.



A la mañana siguiente cuando despertó,
corrió al espejo y enseguida notó
que no le quedaba un solo cabello en la cabeza.
"Que Bien!" Exclamo.
"Hoy no voy a tener que peinarme!"



Tu actitud es todo.



Siempre se bondadoso
,
Porque cada persona que te encuentres esta peleando alguna

clase de batalla






La vida no es esperar a que la tormenta pase
...



Es aprender a bailar bajo la lluvia
.

"ACTITUD una pequeña cosa que hace la gran diferencia".






"Es increible lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta"

Que Dios te bendiga Bendiciones!

Stanley Gómez.

Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 

Un maestro oriental que vió cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua; pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó y el animal cayó al agua, y de nuevo intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.


Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: perdone, pero usted ¡es un terco!, ¿no entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?, el maestro respondió: "La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía que es ayudar". Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

Romanos 12:21: "No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien."

Que Dios te bendiga,

Nelson Sibrián.

Un joven ya no daba más con sus problemas; cayó de rodillas orando:

"Señor, no puedo seguir, mi cruz es demasiado pesada".

El Señor, como siempre, acudió y le contestó:

"Hijo mío, si no puedes llevar el peso de tu cruz, guárdala dentro de esa habitación, después abre esa otra puerta y escoge la cruz que tú quieras".

El joven suspiró aliviado y dijo: "Gracias, Señor", e hizo lo que le había dicho.

Al entrar, vio muchas cruces, algunas tan grandes que no les podía ver la parte de arriba. Después de mirar al interior de la habitación, encontró una pequeña cruz apoyada en un extremo de la pared.

"Señor, susurró, quisiera esa que está allá" -y el Señor le contestó: "Hijo mío, esa es la cruz que acabas de dejar".

Cuando los problemas de la vida nos parecen abrumadores, siempre es útil mirar a nuestro alrededor y ver las cosas con las que se enfrentan los demás; verás que debes considerarte más afortunado de lo que te imaginas.

Cualquiera que sea tu cruz, cualquiera que sea tu dolor, siempre brillará el sol después de la tormenta.



Con amor,
Nelson Sibrián.

Que Dios te bendiga.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 

El único sobreviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla. Pidió fervientemente a Dios ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte buscando ayuda, pero no parecía llegar.

Cansado, finalmente tomó la decisión de construirse una cabaña de madera para protegerse y almacenar sus pocas pertenencias. Entonces un día, tras caminar por la isla en busca de alimento, regresó a su casa sólo para encontrar su cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo. Lo peor había ocurrido: lo había perdido todo. Quedó profundamente entristecido y enojado: ¡Dios mío!, ¿cómo pudiste hacerme esto? -se lamentó.


Al día siguiente fue despertado por el ruido de un barco que se acercaba a la isla; había venido a rescatarlo.

-¿Cómo supieron que estaba aquí? -preguntó a sus salvadores.


-Vimos su señal de humo - contestaron ellos.

La próxima vez que tu cabaña se vuelva humo, recuerda que puede ser la señal de que la ayuda y gracia de Dios viene en camino.


Que Dios te bendiga

Nelson Sibrián.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 
EL SIMULADOR
Muchos peces utilizan el camuflaje para pasar desapercibidos ante la vista de los depredadores pero ninguno de ellos logra mimetizarse tan bien como el fantástico pez esponja.

Este pequeño habitante de los mares cálidos que apenas alcanza los 30 cm. de talla máxima no sólo toma perfectamente el color de la esponja que viven en el arrecife sino que su piel imita la textura espongiaria hasta el punto de hacer que la diferencia sea irreconocible al tacto.

Lejos de ser un inocente pececillo, el pez esponja es un carnívoro despiadado. Cualquier pez pequeño que lo confunda con una esponja y pasee delante de su boca será sorprendido por un rápido movimiento que lo enviará directamente al estómago del camuflado depredador antes de que caiga en la cuenta de lo que está pasando.

De la misma manera como cristianos debemos siempre recordar que nuestro enemigo espiritual, Satanás sabe como disfrazarse para sutilmente engañarnos. Muchas veces caemos facilmente en sus trampas por no tener el discernimiento necesario.

Vivamos con nuestra sensibilidad espiritual bien clarificada para estar así en victoria.

"Entonces llegó el diablo para ponerle una trampa y le dijo: –Si en verdad eres el Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan." Mateo 4:3

"Protéjanse con la armadura que Dios les ha dado, y así podrán resistir los ataques del diablo."
Efesios 6:11

"De modo que se despierten y escapen de la trampa en que el diablo los tiene cautivos, sumisos a su voluntad." 2 Timoteo 2:26

Que Dios te bendiga.

Sindy P. Cándido.

Cuando yo era muchacho, uno de mis pasatiempos favoritos era perseguir ranas junto a los bancos de una laguna que había cerca de mi casa. Yo no sabía de sus singulares poderes visuales, los cuales les permitirían eludirme muy fácilmente. Más tarde me enteré de que el campo óptico de la rana es como una pizarra limpia, y que las únicas imágenes que recibe son objetos que le preocupan directamente.

Estos pequeños anfibios nunca se distraen con cosas que no son importantes, sino que son conscientes sólo de las cosas esenciales y de lo que pueda ser peligroso para ellos.
En la vida cristiana, a menudo nos inquietamos con cosas vanas del mundo. Dejamos que nuestra vida se llene tanto de preocupaciones materialistas e insignificantes que perdemos la perspectiva de las cosas que duran.

Las palabras del Señor no deben apartarse de nuestros ojos, sino que deben mantenerse siempre en nuestro corazón. Entonces nuestro campo de visión quedará limpio de cosas innecesarias, y veremos claramente lo que Dios quiere que hagamos.

Aprendamos de la pizarra de la rana y centremos la mirada en Cristo y en su voluntad para nuestras vidas. -MRD II
Tomado de: Nuestro Pan Diario 2005
Proverbios 4: 20-21
Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón.
Salmo 119: 37
Aparta mis ojos de mirar la vanidad, y vivifícame en tus caminos.

Que Dios te bendiga!


Paty Montero.
http://historiasqueedifican.blogspot.com
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
 
Una vez, un joven estudió violín con un maestro de renombre mundial. Trabajó arduo durante varios años para perfeccionar su talento y al fin llegó el día cuando se le pidió que diera su primer importante recital en público, en la gran ciudad donde vivían ambos, él y su maestro.

Luego de cada selección que él presentaba con gran habilidad y pasión, el violinista parecía receloso ante los grandes aplausos que recibía, aún sabiendo que aquellos en la audiencia eran astutos en la música y no dados a aplaudir presentación alguna que no fuera de calidad superior. El joven actuaba como si no pudiera escuchar el aprecio que era derramado sobre él.

En el cierre del último número, los aplausos fueron estruendosos y se escucharon numerosos Bravos. No obstante, el talentoso joven violinista tenía sus ojos fijos en un solo lugar. Al fin, cuando un anciano en la primera fila del balcón sonrió y asintió con su cabeza en señal de aprobación, el joven se calmó y brilló con alivio y gozo.

¡Su maestro había alabado su trabajo! Los aplausos de miles no significaron nada hasta que él ganó la aprobación del maestro.

¿A quién intentas agradar hoy? Nunca podrás agradar a todos, pero sí a Aquel que es más importante, tu Padre Dios. Mantén tus ojos en él y no fracasarás.

Perdonar quiere decir ceder tu derecho de castigar a otra persona.

Gálatas 1:10
¿Busco ahora el favor de los hombres o el de Dios?

Que Dios te bendiga!


Paty Montero.
http://historiasqueedifican.blogspot.com/

Seguidores